Consejos de seguridad en la piscina

  1. Nunca deje un niño sin supervisión cerca del agua en una piscina, una bañera, un balde de agua o en el océano. No existe ningún sustituto a la supervisión de un adulto.
  2. Designe a un “Observador del Agua” para mantener constante vigilancia sobre los niños durante las reuniones en la piscina.
  3. El hogar debe estar aislado de la piscina con una valla de al menos 60” de altura, con un cierre automático o una puerta de cierre automático. La puerta debe abrirse a una cierta distancia de la piscina y nunca debe quedar entreabierta.
  4. Las puertas y ventanas deben tener algún sistema de alarma para alertar a los adultos cuando se abren. Las puertas deben ser de cierre y cerrojos automático.
  5. Las cubiertas de seguridad de la piscina eléctricas son las más convenientes y eficientes. Las cubiertas solares/flotantes no son dispositivos de seguridad.
  6. Mantenga un teléfono junto a la piscina para que nunca tenga que alejarse de la piscina para contestar el teléfono y puede pedir ayuda si es necesario.
  7. Aprenda RCP (la reanimación cardio-pulmonar) y respiración de rescate.
  8. Mantenga un salvavidas, un gancho y las instrucciones para realizar RCP colgados en la piscina.
  9. No use dispositivos de flotación como un sustituto de la supervisión.
  10. Nunca deje agua en baldes o en piscinas inflables para niños.
  11. Si pierde un niño, siempre verifique primero la piscina. Cada segundo cuenta.
  12. Saque los juguetes de dentro y alrededor de la piscina cuando no esté en uso.
  13. No utilice dispensadores de cloro flotantes que parecen juguetes.
  14. Instruya a las personas al cuidado de los niños acerca de los peligros potenciales de la piscina y haga hincapié en la necesidad de la supervisión constante.
  15. Las responsabilidades de un propietario de una piscina incluyen asegurarse de que los niños en el hogar aprenden a nadar y de que los adultos sepan aplicar RCP.
  16. No considere a los niños “a prueba de ahogamiento” sólo porque han ido a clases de natación.

 

En aguas abiertas

¡Navegantes! Antes de iniciar la travesía:

  1. Conozca su barco y las reglas de navegación.
  2. Tome un curso de navegación segura.
  3. Revise que su barco cuente con todo el equipo de seguridad necesario.
  4. Considere el tamaño de su barco, el número de pasajeros y la cantidad de equipo adicional que tendrá a bordo. ¡NO SOBRECARGUE EL BARCO!
  5. Si va a estar utilizar una embarcación a motor, verifique el sistema eléctrico y el sistema de combustible para detectar la presencia de emanaciones de gasolina.
  6. Siga las recomendaciones hechas por el fabricante ANTES de poner en marcha el motor.
  7. Use su chaleco salvavidas – lleva más de uno a bordo.
  8. No ingiera alcohol, de esta manera aumentará la seguridad y reducirá los riesgos.
  9. Revise el pronóstico del tiempo.
  10. Comparta su plan de navegación con un miembro de su familia o un amigo.

 

Saltos

Nunca se zambulla en lagos y ríos… los resultados pueden ser trágicos. Cada año, miles de personas sufren lesiones de médula espinal paralizantes y muchos de ellos mueren antes de llegar al hospital por culpa de accidentes al saltar al agua. Con demasiada frecuencia, los peligros se ocultan debajo de la superficie del agua, en forma de corrientes, rocas y escombros, incluso en aguas poco profundas.

¡Cuidado con los niños pequeños!

Las estadísticas del Centro para el Control de Enfermedades muestran un promedio de más de 800 niños menores de 15 que se ahogan cada año. Miles de personas son tratadas en los hospitales por accidentes de inmersión. Estos accidentes provocan daños permanentes a nivel cerebral y problemas respiratorios a los niños.

Recuerde, basta con unos segundos para que un niño pequeño se aleje. Los niños tienen una curiosidad y atracción natural por el agua.

El alcohol acaba con la diversión

Es un hecho; ¡el alcohol y el agua no se mezclan! Más de la mitad de todas las personas que se lesionan en un accidente de navegación habían consumido alcohol antes de su accidente y el 20% de ellos no viven para contarlo.

No es necesario estar en estado de ebriedad para que el alcohol sea una amenaza para su seguridad. Una sola cerveza puede perjudicar su equilibrio, visión, juicio y el tiempo de reacción, lo que hace que sea un peligro potencial para usted y para los demás.

Una investigación muestra que cuatro horas de navegación, con exposición al ruido, la vibración, el sol, los reflejos y el viento producen una fatiga que le hace actuar como si estuviera ebrio. Si se combina el consumo de alcohol con esta condición de fatiga de navegación, se Intensifican los efectos y aumenta el riesgo de accidente.

Así que recuerde, no incluya alcohol si usted está planeando divertirse en, sobre o cerca del agua.

¡Supervivencia en el agua fría!

Todos los navegantes deben usar un chaleco salvavidas y vestirse adecuadamente en relación a la temperatura del agua y no a la temperatura del aire. Las inmersiones en agua fría provocan muchas muertes relacionadas con la navegación. Existen cuatro etapas, comenzando con el choque frío, seguido de la incapacidad de nadar, la hipotermia y finalmente el colapso post-rescate. La mayoría de las muertes por ahogamiento en agua fría se atribuyen a las dos primeras etapas.

El choque inicial de agua fría provoca jadeo involuntario por lo que es difícil recuperar el aliento y muchas personas se hiperventilan, se debilitan y se ahogan antes de poder calmar su respiración.

Mientras más larga sea la exposición al agua fría, más se pierde la capacidad de mover las extremidades. Si no ha podido salir del agua en 5-15 minutos, debe dejar de moverse. El movimiento agota sus energías más rápidamente y aumenta la pérdida de calor.

La hipotermia es una condición en la que el cuerpo pierde calor más rápido de lo que puede producirlo. Se desarrollan temblores violentos que puede dar lugar a confusión y finalmente, paro cardiaco o desmayo.

Si usted se cae en el agua, en cualquier época del año, necesita tener habilidades de supervivencia en el agua fría. Muchas aguas abiertas del país se alimentan de aguas provenientes de las montañas y la temperatura del agua, incluso al final del verano, puede estar lo suficientemente baja como para presentar ciertas condiciones de riesgo.

Es importante recordar que:

No deseche la ropa y vista con ropa de lana. Las capas de ropa le ofrecerán cierta calidez que realmente puede ser realmente útil para luchar contra la hipotermia. Esto incluye los zapatos y los sombreros. Un mito popular es que la ropa mojada pesa en el agua pero en realidad, son la ropa sólo pesa cuando usted está fuera del agua.

¡Use su chaleco salvavidas! Esto le ayudará a mantener el calor en las áreas centrales de su cuerpo y le permitirá ponerse fácilmente en posición HELP (postura para disminuir el escape del calor, según sus siglas en inglés) atrayendo las extremidades a su cuerpo; protegiendo las axilas y las ingles de una exposición innecesaria, dado que una gran cantidad de calor se puede perder en esas áreas, así como la cabeza.